lunes, 19 de junio de 2017

Me gustan los besos...

Me gustan los besos que se dan en la distancia, los que alcanzan profundidad de campo y más allá de la madrugada, esos que sugieren reencuentros y miradas.
Me encantan los ósculos ganados a pulso, los que arriban con las caricias nocturnas, los deseados, los mágicos, esos que llevan una banda sonora incorporada, a esos me refiero cuando te observo desde el sofá. 


domingo, 18 de junio de 2017

Sabes a ti...

Sabes a ti, me encanta degustarte en silencio, besarte interrumpiéndote en alguno de tus comentarios, sabes siempre como la primera vez.
El verano se ha anticipado este año, suenan los abanicos al unísono por toda la casa, esperándote. Acondicioné el salón para la atardecida, hielos derritiéndose bajo las aspas de los ventiladores, tu música favorita, mi piel desnuda.

Eres el mejor momento del día.


viernes, 16 de junio de 2017

Me encanta cuando ríes...

Me encanta cuando te ríes, el sonido de tu risa, adoro que permanezcas a la orilla de mi sonrisa y me sorprendas, que me indiques el camino a seguir, desde tu boca a mis manos, desde las tuyas a mis labios. Me encanta cerrar los ojos y sentirte.



martes, 6 de junio de 2017

Hay instantes indescriptibles...

Hay instantes indescriptibles. Momentos que sin querer atesoro, tus deportivas junto a mis sandalias rojas, tus calcetines enroscados en el primer cajón del armario, esos vaqueros desgastados colgando en el tenderete, en la terraza, enlazándose lúdicamente con mi sostén burdeos, y tus manos rasgándome la camiseta, de arriba abajo.


Hay situaciones que abren miles de historias, y todas llevan un desenlace único, momentos que se repiten, pero que a pesar de todo son irrepetibles.

TQ


sábado, 27 de mayo de 2017

Acabo de llegar a casa...

Acabo de llegar a casa, aterrizo como otras tantas tardes con ganas de ti.

Ganas de sentirte a mi lado.

Ganas de perderme entre tus brazos.

Ganas de saborearte lentamente.

Ganas de apreciar cada gesto de tu rostro.

Ganas de besarte.

Ganas de interpretar con tus manos.

Ganas de observarte interrumpiéndome mis estornudos.

Ganas de hacerte mío, o mejor, que me hagas tuya.



Porque al llegar la noche estamos y somos nosotros.


jueves, 25 de mayo de 2017

Te pretendo para la siesta...

“Te pretendo para la siesta”, así decía el mensaje que dejaste imantado en el frigorífico. Qué gracioso, si tú supieras lo que yo te pretendo insistirías las veinticuatro horas, y no, no busco esa asertividad, más bien conquistar tu cuerpo, sin pensar en la exactitud de la definición.
Me deseas firmemente y yo te anhelo sin reservas, me tanteas, me indagas, me perturbas con tu mirada, me alzas en brazos y me colocas sobre la mesa del salón, me incitas a recorrer una milla y a fondear el inmenso océano, me conoces, me apasionan los retos. Sonrío e instalo sin querer un resorte en tu estómago, te ajustas a mi cuerpo observando mis tatuajes, te beso con locura, no sé hacerlo de otra forma y si pudiera no creo que a estas horas del atardecer lograra hacerlo, en estos instantes en los que te siento en mí me dejo llevar, y así pasen las horas, solos tú y yo.


martes, 23 de mayo de 2017

Permíteme que te sorprenda hoy...

Permíteme que te sorprenda hoy, a estas horas, lo sé, no me esperabas tan temprano y menos con este deseo. Me sobra todo y sé que a ti te encanta verme sin nada. Camino hacia el dormitorio dejando caer cada prenda con esa sensualidad mía que te vuelve loco, será esta canción, será la atardecida, será que llevamos todo el día buscándonos tácitamente, pero siento tu mirada atravesándome la piel. Me vuelvo y te sonrío al tiempo que mi cuerpo se hace sombra al entrar en la habitación, serán las ganas, será la magia, será la luz, o su ausencia, será que seguimos sorprendiéndonos sin más y sin nada.


martes, 16 de mayo de 2017

Me haces mucho bien...

Me haces mucho bien, créetelo, así como la lluvia sanea el terreno, así como la música alivia los silencios rotos, así como el deseo perpetra un incidente apasionadamente.
A tu lado se arrinconan los espejismos y los delirios, se deslizan las entretelas por la piel hasta desvestirme por dentro, y por fuera. 
Me estimulas, me impulsas, me excitas, créetelo, no lo olvides.